Vie. Jun 21st, 2024

    Un adolescente estadounidense de 13 años se ha convertido en la primera persona en vencer al Tetris, el clásico videojuego, llevándolo a una “pantalla de la muerte”, es decir, agotándolo por completo. Willis Gibson, conocido como Blue Scuti en las plataformas, lanzó un “por favor, peta” mientras organizaba las piezas del rompecabezas que caían por la pantalla. Momentos después, su deseo se hizo realidad cuando el juego se quedó congelado, lo que lo llevó a exclamar repetidamente “¡Oh, Dios mío!”, en un vídeo que subió a YouTube el 2 de enero.

    Gibson batió durante su hazaña los récords mundiales en puntuación total, nivel alcanzado y cantidad total de líneas, según 404 Media. “Esto es increíble”, dijo Vince Clemente, CEO del Classic Tetris World Championship, a Reuters. “Los desarrolladores no pensaron que alguien llegaría tan lejos y ahora el juego ha sido oficialmente vencido por un ser humano”. Hasta ahora, solo un programa de inteligencia artificial había vencido a este juego con más de tres décadas de antigüedad, señaló Clemente.

    Willis emplea una técnica de controlador “rodante” (rolling), popularizada en 2021, que permite al jugador manipular el pad direccional, o D-pad, al menos 20 veces por segundo para mover los bloques, mucho más eficiente que el método previamente popular de golpear las teclas lo más rápido posible (hyper tapping), según 404 Media.

    Tetris, lanzado por primera vez en 1984 y que se convirtió rápidamente en una sensación mundial, desafía a los jugadores a rotar y unir siete formas diferentes de bloques que caen. Creado por Alexey Pajitnov en la Academia de Ciencias de Moscú durante la Guerra Fría y desarrollado como negocio por el empresario de videojuegos Henk Rogers, Tetris ha demostrado una notable durabilidad, abarcando generaciones. Según The Tetris Company, es el videojuego más vendido de todos los tiempos, con 520 millones de copias vendidas.

    Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.