Mar. Feb 27th, 2024

    El secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, ha calificado de “diabólica” la situación en la que se encuentran los parados mayores de 52 después de que el decreto ley impulsado por su Ministerio, en el que se abordaba la reforma de los subsidios de desempleo para este colectivo, entre otros, fuera rechazado en el Congreso la semana pasada. “Este decreto garantizaba la protección social y un nivel de vida digno para los parados”, ha defendido Pérez Rey, quien ha atacado a Podemos por votar en contra de su aprobación “junto con la derecha y la extrema derecha”, pero sin nombrar directamente a la formación morada, a quien se ha referido como “izquierda aparentemente real”.

    “Los poderes públicos tenemos la responsabilidad de que los desempleados no sean estigmatizados y es nuestra obligación remover todos los obstáculos para que la búsqueda de empleo sea real y efectiva”, ha señalado el secretario de Estado de Empleo durante su intervención en unas jornadas por el empleo organizadas por el sindicato UGT en Madrid, en las que ha analizado el futuro de los servicios públicos de empleo. “Este decreto venía acompañado de una inversión de 1.000 millones de euros que mejoraba ampliamente las cuantías de este subsidio asistencial. Y, desgraciadamente, hemos vuelto a bajarlas”, ha lamentado Pérez Rey.

    El fracaso del decreto ley para la reforma de los subsidios de desempleo —que, a la larga, implicaba recortes en la prestación, según sus detractores— ha provocado la reacción del Ministerio de Trabajo, que ha convocado a los agentes sociales para abordar una nueva propuesta de reforma que acapare mayor consenso. “Quiero reafirmar el compromiso del Ministerio en esta materia, y vamos a retomar los trabajos que nos permitan proteger con mayor dignidad a los perceptores del subsidio de desempleo”, ha indicado.

    Respecto al desarrollo de las políticas activas de empleo, enmarcadas dentro de la Ley de Empleo aprobada en febrero de 2023, Pérez Rey ha valorado positivamente su implementación, a pesar de que alguno de sus apartados más novedosos y transformadores, como la creación de una Agencia Española de Empleo —que sustituiría al SEPE— sigue sin llevarse a cabo. “En los primeros seis meses después de la aprobación de esta ley se crearon un millón de puestos de trabajo en los que hubo algún tipo de intermediación de los servicios públicos de empleo”, ha anunciado el secretario de Estado. “Tenemos una estrategia, y una ley que hace que nuestra posición sea mucho más fuerte y que ya está dando resultados”, ha señalado.

    Los efectos de la reforma laboral, tras situar al contrato de trabajo indefinido en el centro de las relaciones laborales, han rebajado la tasa de paro desde su aprobación —se encuentra en el 11,8%—, pero siguen sin ser suficientes para un colectivo de 2,7 millones de parados, entre los que un millón lo son de larga duración. “Cuando alguien no tiene un trabajo, se frustra un mandato constitucional, puesto que las políticas públicas tienen que tender a la consecución del pleno empleo. Este es el gran objetivo en el que nos tenemos que empeñar”, ha recalcado Pérez Rey. “En estos años, el Gobierno de coalición ha dado pasos en esa dirección, y gracias a ellos tenemos la mejor situación de empleo de los últimos 16 años”.

    Puestos sin cubrir

    A pesar de que el número de parados menores de 25 años se sitúa en su cota histórica más baja (cerca de 200.000), la tasa de paro estructural sigue siendo la más elevada de la Unión Europea. “Queda mucho por hacer porque es necesario avanzar en esa línea“, ha reconocido Pérez Rey. “El empleo en España caminaba a lomos de la contratación temporal hasta la reforma de 2021. Antes todo el empleo que se creaba era temporal. Ahora tenemos un futuro mucho más esperanzador”, ha apostillado.

    Respecto a las quejas que las patronales acerca de las dificultades de muchas empresas para cubrir determinados puestos de Trabajo, Pérez Rey ha vuelto a negar que exista un problema de vacantes en España. “Estamos a la cola de los países de Europa en puestos de trabajo disponibles, y la mayoría se concentran en el sector público y no en el privado”, ha explicado.

    Además, ha negado que la mayoría de esos puestos de cubrir se concentren en el sector de la construcción, como han venido denunciado las patronales sectoriales. “Se nos había dicho que en la construcción había un problema, y mirando los datos hemos comprobado que las contrataciones han sido muy pocas. En muchos sectores lo que hay es un problema de condiciones de trabajo, porque no hay trabajadores dispuestos a trabajar de sol a sol”, ha denunciado.

    Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

    La agenda de Cinco Días

    Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

    RECÍBELO EN TU CORREO