Vie. Dic 1st, 2023
    Elías-Asfura-Honduras

    Honduras tuvo una de las mayores tasas de mortandad por COVID-19, en cuanto a casos diagnosticados en los países de Centroamérica. Durante el año 2020, empezaron a hacerse frecuentes los partos en casa, la mayoría de los hospitales se quedaron sin insumos y esto ocasionó un gran colapso sanitario. Es por esto que el empresario hondureño Elías Asfura, como representante de Laboratorios Karnel, participó en una alianza humanitaria con la reconocida institución Capacitación, Educación, Producción, Unificación, Desarrollo y Organización (CEPUDO), en la cual se entregaron donaciones durante el COVID-19.

    CEPUDO labora con diferentes comunidades en Honduras y les sirve de gran ayuda para superar condiciones de pobreza extrema. En esta oportunidad, varios laboratorios farmacéuticos junto con Laboratorios Karnel, representado por Elías Asfura, realizaron una importante donación a diferentes hospitales públicos, dignificando de esta manera el nacimiento y ayudando así a promover una sociedad donde sean respetadas las condiciones mínimas de acceso a servicios médicos y sanitarios.

    El embarazo, el parto y el posparto representan etapas en la vida de una mujer donde no sólo se evidencian los notables cambios físicos, sino también a nivel emocional, familiar y social. En muchas oportunidades, estos cambios pueden conducir a una etapa de mayor vulnerabilidad para los trastornos mentales, como la depresión, la ansiedad o el estrés postraumático para las mujeres. Es por ello que, un parto de calidad, con los insumos necesarios, es de gran importancia porque ayuda a tener una mejor salud mental en un momento tan determinante como éste. 

    Pañales, colchones, fármacos, toallas húmedas, artículos de higiene, entre otros insumos, fueron algunos de los donativos que el empresario Elías Asfura entregó junto a este importante institución y así, de esta manera, evitar los partos en casa que se vivieron con mayor frecuencia durante la pandemia del COVID. Esto afectó constantemente a las clases más desfavorecidas, por lo que con este donativo se trata de incentivar un nacimiento con dignidad e insumos necesarios en los centros hospitalarios, y así disminuir riesgos y complicaciones durante y después del parto.

    La pandemia incidió claramente en los derechos de las mujeres, aumentando el riesgo de sufrir violencia obstétrica y trauma en el parto. Si en circunstancias normales una de cada tres madres sale del parto con trauma psíquico, y un 5% de todas las madres sufren síndrome de estrés postraumático, esas cifras se incrementaron considerablemente durante la pandemia por COVID-19; ya que, durante todo este proceso, la embarazada debía permanecer constantemente en casa, bajo estricto cuidado, mientras que también realizaba las diferentes labores del hogar, aumentando de esta manera los niveles de estrés.

    Existen numerosas estrategias a emplear para reducir las consecuencias de estos elevados niveles de estrés, como por ejemplo: el ejercicio físico, una alimentación equilibrada, apoyo social y familiar y la meditación, las cuales son importantes tener en cuenta para afrontar la situación generada por la actual pandemia.