Mar. May 28th, 2024

    En el centro de entrenamiento del Newcastle se sorprendieron este verano con su fichaje estrella. El club, de capital árabe, se había gastado 60 millones de euros en Sandro Tonali, un chico de aire lánguido que se presentó con semblante mustio a la firma del contrato. “Es un talento, pero lo veo demasiado apocado”, había sentenciado Demetrio Albertini cuando el chico empezaba a hacer camino en el Milán y se trazaban comparaciones con pasados centrocampistas. Hoy ese tímido, el futbolista italiano más caro de la historia, pide ayuda para poder reconducir su vida tras declararse adicto a las apuestas a la edad de 23 años. “Está jugando un partido importante contra la ludopatía y lo va a ganar. Espero que además ayude a salvar la vida de muchos jóvenes que también están afectados por el mismo problema”, explica su representante, Beppe Riso. Pero sobre su futuro se cierne una severa sanción que puede llegar a los tres años de suspensión que podría verse reducida como poco a un año si se valoran atenuantes como el de la confesión.

    Ocurre que Tonali ha reconocido que apostó en partidos que disputó con el Milán y poco importa que lo hiciese en favor de su equipo y que no hubiese fraude alguno que manipulase resultados porque las reglas federativas en Italia imponen severas sanciones a los deportistas, profesionales o directivos que entren en contacto con las apuestas en partidos oficiales de federación, UEFA o FIFA.

    El nombre de Tonali salió en el interrogatorio a Nicolò Fagioli, un futbolista de la Juventus que le habría citado como el introductor para darle de alta en centros de apuestas ilegales a los que se accede por invitación. Fagioli, que tiene 22 años y ha aceptado una sanción de siete meses, confesó haber recibido amenazas tras llegar a acumular deudas de hasta tres millones de euros que le incitaron incluso a pedir préstamos a varios compañeros. Se introdujo en el juego víctima de la abulia en una concentración de la selección sub-21 de la que Tonali era capitán. En la pasada primavera le sustituyeron durante un partido de la Juventus en Sassuolo. Había fallado en varias acciones y se fue al banquillo. “Allí lloré pensando en mis deudas”, explicó en el curso de la investigación abierta por la Fiscalía de Turín. Fagioli iniciará en breve una terapia que durará medio año y se supone que Tonali seguirá idéntico camino. “La adicción al juego es una plaga social. Tenemos que asegurarnos de que estos chicos pueden volver curados. No les abandonaremos”, garantiza Gabriele Gravina, el presidente de la federación italiana de fútbol.

    Las pesquisas salpicaron al fútbol italiano en plena concentración de su selección. Tonali y otro compañero también investigado, Nicoló Zaniolo, abandonaron la concentración de la selección. “No podíamos llevarlos a jugar un partido como el que teníamos en Wembley. Ha sido un trauma para todos porque los investigadores casi entraron al vestuario de nuestra ciudad deportiva. Los jugadores estaban angustiados”, asumió el técnico Luciano Spalletti, que pierde dos piezas vitales para su equipo justo cuando pelea la clasificación para la Eurocopa. Pero mientras Tonali ha reconocido que tiene un problema, Zaniolo asegura que no apostó en eventos deportivos, sino en blackjack o póker. En ese caso la justicia deportiva italiana, más severa que la ordinaria para estos asuntos, no podría entrar.

    Mientras la investigación desenreda el ovillo con la incautación y estudio de dispositivos electrónicos, se asumen culpas y se reclaman ayudas, se debate también sobre la inmediatez de las decisiones y cómo afectan en lo deportivo a los clubs. Por ahora sólo Fagioli está sancionado. Tonali, que se desplazó este martes a Turín a declarar durante casi tres horas, entrenó con el Newcastle ya de vuelta a Inglaterra y estaría en condiciones de defender la camiseta de su equipo el próximo fin de semana o el miércoles en Champions contra el Borussia Dortmund. En similar tesitura estaría Zaniolo, futbolista del Aston Villa. El Newcastle apunta en un comunicado emitido en la tarde de este miércoles que está dispuesto a cooperar con “todas las autoridades pertinentes” y garantiza su apoyo a Tonali y su familia.

    Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

    Suscríbete para seguir leyendo

    Lee sin límites

    _