Lun. May 27th, 2024

    Luego del fallido intencional de cese del fuego entre el Gobierno Nacional y el Eln se han exacerbado las amenazas y acciones de este grupo al margen de la ley en contra de la Industria del aceite en el país, en particular en el departamento de Arauca.

    Una de las compañías más afectadas ha sido la Canadiane Parex Resources, que el pasado 21 de enero anunció el cierre de las operaciones en los bloques Capachos y Arauca, luego de recibir Amenazas del frente de guerra oriental del Eln con respecto a sus operaciones en la región.

    (Lea también: Parex Resources está produciendo menos petróleo tras amenazas del Eln en Arauca)

    Esta parálisis afecta las actividades de producción, transporte, perforación, construcción y mantenimiento de pozos de la compañía, además de impactar más de 600 puestos de trabajoincluyeron 430 de la comunidad local.

    Por supuesto, Parex Resources dijo que se isán dejando de producir aproximadamente 6.000 barriles de petróleo equivalente por día (bped) y se está viendo pueden perjudicar el ritmo al que se perforar y poner en funcionamiento nuevos pozos en los municipios de Tame y Saravena.

    Pedimos al Gobierno que intervenga para que cesen las amenazas a la operación petrolera que genera problemas para las necesidades de los hogares que utilizan el GLP para cocinar

    El block Capachos abastece el 80 por ciento de la demande de GLP (gas en pipetas) para el departamento de Arauca ya raíz de la parálisis de las operaciones, las distribuidoras deben ir a abastecerse hasta los camps Cusiana y Cupiagua ya Termoyopal, ubicados en el Casanare.

    De acuerdo con el presidente de la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova), Alejandro Martínez Villegas, esta situación ha llevado a que incrementa el precio de este combustible para los araucanos.

    Por ello, le solicitó al Gobierno Nacional su intervención para que «cesen las amenazas a la operación petrolera que genera problemas para las necesidades de los hogares que utilizan el GLP para cocinar«.

    Pero Parex Resources no es la única empresa afectada. Collar Sierraque opera el campo Caño Limón -uno de los más importantes de Colombia- también suspendió sus actividades en los municipios de Arauca y Arauquita por las amenazas que recibió del Eln.

    «Toda actividad de suministro, transporte y demás negocios con esta empresa SierraCol quedarán suspendidas hasta nueva orden. Toda empresa o empleado que desacate esta notificación verá serios problemas con la organización. No queremos llegar a utilizar la fuerza para atender su atención», dice el panfleto del Eln.

    (Lea también: Gremios piden a Petrollamar a la unidad y advierten riesgos por las marchas)

    Panfleto del Eln vs Sierra Col

    A esto se suma que Durante el pasado fin de semana se produjo un atentado contra la infraestructura del oleoducto Caño Limón Coveñas, a la altura de la vereda El Consuelo, zona rural del municipio de Saravena. El hecho hubiera sido perpetrado, al parecer, por guerrilleros del Eln.

    Cenit, filial de Ecopetrol y quien tiene su cargo la infraestructura de transporte, también denunció que «terceros desconocidos» regreso ilegal a cinco trabajadores de la empresa contratista Ismocol que se dirige a reparar el daño en el oleoducto.

    Además, fue quemada una cama baja que apoyaba las labores de reparación. La empresa también informó que los trabajadores fueron liberados el mismo sábado 11 de febrero.

    La semana pasada, y luego de ocho días, levantó un bloco en el municipio de Puerto Gaitán (Meta) qu’estaba impactado en las operaciones de Ecopetrol, Frontera Energy, Cepsa, Hocol y Tecpetrol, además de poner en riesgo la producción de cerca de 50,000 barriles diarios de petróleo y el suministro de combustibles líquidos en el país.

    El bloco llego a su fin gracias al acuerdo que se acuerde entre el Gobierno Nacional y las comunidadesque otorgado otorgar las garantías para la no legalización y no estigmatización a representantes de las comunidades que estaban participando en las protestas.

    Bloqueos de producción de oro en Buriticá

    Las operaciones mineras en el departamento de Antioquia también se están viendo afectadas, pero por blocos de pobladores de la zona. La empresa Zijin-Continental Gold –que opera el proyecto Buriticá– denuncia que el pasado 10 de febrero un grupo de personas inició una obstruido que ha impedido el paso de vehículos que transportan personas y víveres, además de gobernador el paso a la comunidad y los empleados.

    Nuestras operaciones se encuentran en completa normalidad y operando de conformidad con la regulación vigente en materia de seguridad en labores minas.

    Las personas que hacen presencia en la portería principal, ubicada en el sector La Estrella, y en la vía industrial de la operación empresarial que conducen a las instalaciones y camping de la empresa aducen «supuestas afectaciones por parte de la empresa a las personas que se dedica a la minería ilegalquienes desarrollan sus actividades de manera antitécnica y sin ningún mecanismo de seguridad industrial».

    Zijin-Continental Gold verificó que no ha evidenciado en su operación ninguna situación de afectación a terceras personas, ni ha recibido ninguna llamada de auxilio o notificación sobre personas atrapadas en áreas minas de la empresa.

    “Nuestras operaciones se encuentran en completa normalidad y operando de conformidad con la regulación vigente en materia de seguridad en labores mines y bajo los protocolos establecidos y aprobados por las autoridades competentes”, dijo.

    (Lea también: Semana de blocos en La Guajira por falta de transporte y alimentación escolar)

    Asimismo, la empresa ha demostrado que se bloquea en la ruta de acceso e invade la propiedad privada amenazan totalmente su operación por la falta de personal y de insumos, lo cual genera un alto impacto económico y afecta la estabilidad del empleador de alrededor de 1.400 empleados directos y de 2.500 contratistas.

    Zijin-Continental Gold también denunció que en los últimos meses ha habido un aumento considerable de minas sin autorización en la infraestructura de la empresa, en su gran mayoría foráneos y no pertenecientes a la comunidad de Buriticá. «Nuestras labores minas subterraneas se encuentran invades por la minería ilegal«, ha confirmado.

    Estas actividades han dejado cinco figuras caídas y han generado heridas tombs a siete mineros (uno de ellos de 17 años) en socavones antitécnicos e ilegales en el territorio, en los últimos siete meses. Todos los afectados por inhalación de gases y/o manipulación de explosivos.