Lun. Abr 15th, 2024

    Las áreas marinas ayudan a preservar la flora y fauna marina, así como secuestrar carbono y fomentar la adaptación ecológica y social al calentamiento global

    Las áreas marinas protegidas actúan como salvaguarda de los oceanos, ponds and estuarios, ya que ayudan a preservar las plantas y los animales que viven en ellas, pero los beneficios de estas áreas protegidas se extienden mucho más allá de sus límites, puesto que ayuda a secuestrar carbono ya fomentar la adaptación ecológica y social al cambio climático.

    Así lo expone un estudio público en la revista ‘One Earth’, donde los investigadores aseguran: «Las áreas marinas protegidas se promocionan incluso cada vez más como una solución climática basada en los oceanos, pero estas afirmaciones siguen siendo controvertidas debido a la literatura difusa y poco sintetizada sobre los beneficios climáticos de las áreas marinas protegidas. Para abordar este vacío de conocimiento, realizamos una revisión bibliográfica sistémica de 22.403 publicaciones que cubren 241 áreas marinas protegidas”.

    «Niveles bajos de impacto humano»

    Los autores del estudio descubrieron que el secuestro de carbono en las áreas marinas protegidas aumentó significativamente en las áreas de pastos marinerosen los mangares y en las zonas donde no se arrastraban los sedimentos.

    “La degradación parcial o total de los manglares y de las praderas marinas dio lugar ha reducciones similares del carbono secuestradolo qu’indica qu’incluso niveles bajos de impacto humano dan lugar tiene importantes emisiones de carbono”, afirman.

    Además de aumentar el secuestro de carbono, las áreas preservadas eran más biodiversas, tenían una mayor riqueza de especies y también mostraban beneficios para los seres humanos. Las zonas marinas protegidas tienen una mayor seguridad alimentaria, y las poblaciones de peces en las aguas adyacentes a estas zonas protegidas aumentanon.

    noticias relacionadas

    Las autoridades señalan que los beneficios de la mitigación y la adaptación de estas áreas protegidas sólo se alcanzaron con niveles de protección elevados, y que los beneficios aumentaron cuanto más tiempo estuvo protegida un área.

    «En las cuatro vías analizadas, sólo los niveles completos y altos de protección se producen beneficios de la mitigación o la adaptación, escribiendo. En cambio, los niveles bajos de protección no generaron beneficios. Además, los aumentos en la riqueza de especies y en los ingresos de los pescadores sólo se producen en las áreas totalmente protegidas, donde no se permite la pesca».